Antagonismo social

(Renovación, 25/11/1913)

Los jóvenes, impulsados por la savia de la vida, al asomarse por primera vez a la sociedad, hallan todos los caminos obstruidos por el Privilegio.

Culpa es de la humanidad, madre y conservadora de ese monstruo, si la generación que nace, huyendo de él, toma sendas tortuosas para seguir viviendo.

Si al nacer se hallara una humanidad fraternalmente mancomunada, que facilitara racionalmente al nacido desarrollo, educación e instrucción, en vez de convencionalismo y ficciones de carácter religioso y jurídico, la juventud, dando cuanto puede dar de sí, impulsaría infinitamente las facultades humanas hacia la verdad y la belleza.

El gran error está en haber dado crédito excesivo a la vejez.

Areópagos, Tribunales Supremos de Justicia y Senados no valen, ante los conflictos de la vida, lo que valdría una representación de aprendices y estudiantes educados en la Escuela Moderna.

Anselmo Lorenzo.

Uno de los fundadores de La lnternacional.